6/3/2020 - Dear Friends, our warehouses are open and maintaining normal delivery times with few exceptions.
Due to COVID-19 safety directives, shipments to commercial addresses, including churches, are not consistently being delivered.
To prevent delivery delays, please provide a RESIDENTIAL"Ship-to" address where someone is home to receive the order.
cross
Search:
 

Bibles by the Case

FREE 2 Day BiblesSale!Pew & WorshipGift & AwardChildren'sTeensOutreachStudy & JournalingOne Year/DevotionalMilitaryCatholicSpanishOther LanguagesNew TestamentsRecovery & PrisonLarge & Giant PrintUnder $5New!Custom Bibles

  by version

NIVNIrVKJVNKJVNLTESVICBNABNASBNRSVCSBTLBAmplifiedThe MessageThe Voice

Also by the Case

BooksTractsBooklets

Store Information

Search Show Cart Privacy Policy About UsFAQ

"God will keep in perfect peace the one whose mind is stayed on him."
- Isaiah 26.3

SaleTract: Saldras de Esta (Spanish, Max Lucado) (Tracts - Case of 250)

Click to enlarge
 

SaleTract: Saldras de Esta (Spanish, Max Lucado) (Tracts - Case of 250)

Reg. price: $29.90
($0.12 each)

35% Off - 1-1 cases
Our Price: $19.44 / case
($0.08 each)
50% Off - 2 or more cases
Our Price: $14.95 / case
($0.06 each)

Free Shipping Free Shipping

Quantity:

Availability: Out of Stock

Lowest Price Guarantee Low Price

Description

This item is sold out and no longer available. Please see our other selection of Max Lucado Tracts.

–¿Ves el hueco en el horizonte?

Me incliné hacia él y seguí el dedo del conductor. Era un hombre rotundo llamado Frank. Cuello demasiado grande para el cuello de su camisa, las manos demasiado gruesas para envolver el volante. Señaló a través del parabrisas al bosque de edificios llamado Lower Manhattan.

– Allí es donde estaban las torres.

Notando que no podía ver el lugar, dijo–¿Ves el hueco al lado izquierdo de la cúpula? Tres días antes, ese hueco era el World Trade Center (Las Torres Gemelas). Yo lo veía todos los días cada que pasaba por el puente. Era una vista espectacular. La mañana que entré a la ciudad y no vi las torres por primera vez, le llamé a mi esposa y lloré.

Después de tres puntos de control, estacionamos el coche y caminamos la última media milla. Una semana antes, esta carretera estaba llena de trajes, celulares, y cotizaciones del mercado. Pero en este día, la banqueta estaba enlodada y el aire estaba espeso con el humo. Decidí ni pensar en lo que estaba inhalando.

No esperaba ver incendios. A pesar de la lluvia y los camiones de agua, las flamas aún ardían. No esperaba ver el daño a los alrededores. Edificios cerca del lugar estaban asolados. Era raro ver alguna ventana intacta.

Más tarde esa noche hablé con un oficial que cuidaba la entrada del Family Care Center (Centro de Cuidado a las Familias). Su puesto era al lado del mural de fotos, era como el muro de Lamentaciones de Berlín en el cuál los familiares habían clavado fotos y esperanzas. Le pedí que me describiera las expresiones de las personas que venían a ver las fotos.

– En blanco –me dijo–. En blanco.

– ¿No lloran?

– No, no lloran.

– ¿Y usted ha llorado?

– Aún no. Me aguanto.

La mayoría no lo podían creer.

Podemos relacionarnos con los que visitan la pared. Las calamidades nos dejan turbados y confundidos. ¿Cómo describirías tu crisis?

–La economía…la economía…la economía…la economía.

– El divorcio…divorcio…divorcio…divorcio.

¿Se te hace más natural recitar los problemas que las fuerzas del cielo? ¿Supones que Dios no está en la crisis?

Sí lo está.

Dios no fabrica dolor, pero sin duda alguna lo utiliza. Sus caminos son más altos que los nuestros (Isa 55:9). Sus juicios son indescifrables e impenetrables sus caminos (Rom 11:33). No siempre podemos ver lo que Dios está haciendo, pero ¿por qué no podemos asumir que es algo bueno?

No puedes controlar el clima. No estas encargado de la economía. No puedes deshacer el tsunami o desarruinar el coche, pero puedes asignar una estrategia.

¿Preferirías un milagro? ¿Preferirías ver el pan multiplicado o el mar embravecido convertido en un mar cristalino y calmado con un solo tronar de dedos? Dios puede hacer esto. Pero tal vez te diga "Estoy contigo. Puedo usar esto para bien. Ahora hay que hacer un plan".

Recuerda, Dios está en la crisis. Pídele que te dé un plan manejable, dos o tres pasos que puedas tomar hoy. Busca consejos de alguien que ha enfrentado algo similar. Pídele a tus amigos que oren. Busca recursos. Busca un grupo de apoyo. Pero más importante que todo, haz un plan.

No dejes que la crisis te paralice. No dejes que la tristeza te abrume. No dejes que el miedo te intimide. No hacer nada no es correcto. Hacer algo si es lo correcto. Y el creer es lo mejor. Confía en que él te va a ayudar. Confíale a Dios lo que tú no puedes hacer.

Si ya has aceptado la oferta de Dios de entrar en su familia al poner tu fe en Jesucristo, entonces puedes tener la confianza en el plan de Dios para tu vida en esta crisis. La Biblia promete que ni cosa alguna "en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor" (Romanos 8:39).

Si aún no has aceptado la oferta de Dios, lo puedes hacer ahora mismo. No porque te lo has ganado, sino porque él te ama y porque el regalo de la salvación es disponible para todos aquellos que lo profesan como Señor.

Cree que Dios mandó a su Hijo – Jesucristo – a morir en la cruz en tu lugar por tus pecados. Cree que Jesús resucitó de entre los muertos después de tres días, demostrando que Dios lo aceptó como tu sustituto. Cree la declaración de Jesús cuando dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie llega al Padre sino por mí" (Juan 14:6). Confiesa que has pecado y pide el perdón de Dios. Invítalo a entrar en tu vida y pídele ayuda para dejar atrás el pecado.

Si crees estas cosas de todo corazón y quieres pertenecer a la familia eterna de Dios, puedes orar una oración como esta:

"Amado Dios, admito que soy un pecador y necesito tu perdón. Acepto a Jesucristo como mi Salvador, el que dio su vida por mis pecados. Te encomiendo mi vida, Padre Dios. Por favor entra en mi vida y ayúdame a vivir una vida que te agrade. Amén".

Product Details

Title:
Tract: Saldras de Esta (Spanish, Max Lucado) (Tracts - Case of 250)
Edition:
Tracts
ISBN-10:
1682162842
ISBN-13:
9781682162842
Author/Editor:
Max Lucado
Publisher:
Crossway
Published:
Jan 2014
Dimensions:
3.5 x 5.4 Inches
Pages:
6
Type Size:
6.5 - 8.5 Point
Language:
Spanish
Translation:
NVI
Age Range:
Adult
Case Quantity:
250
Case Weight:
5 lbs
Reg. Price:
$29.90 ($0.12 each)
Our Price:
$19.44 ($0.08 each) 1-1 cases, Save 35%
$14.95 ($0.06 each) 2 or more cases, Save 50%

Other Editions

EditionPrice
SaleTract: You'll Get Through This, Max Lucado (Tracts - Case of 250)
$19.44 (1-1 cases) Save 35%
$14.95 (2 or more cases) Save 50%

Lowest Price Guarantee

If you should find a lower price online, place your Bibles by the Case order, and in the "Comments" include the link to the lower price - we will match the price, and give you $10 Off your order for letting us know! And, we'll send you an updated receipt!

Just a few notes on price matches: the price needs to still be available, the item in stock and you need to be able to order a full case.

Return Policy

We offer a 100% 30-Day money back guarantee! View our return policy and instructions.

Secure Shopping

Safe Secure Shopping! Your order and credit card information will be transmitted with the highest level of encryption and security.

Privacy Policy

We do not sell or rent any information to any party for any reason. View our full privacy policy.

Payment Methods

We accept VISA, MasterCard, American Express, Discover and Check or Money Order for payment.

Subscribe to our Newsletter

To Subscribe to our free email newsletter, just enter your email address below and click subscribe.

 

Subscribe to Newsletter!

Independent Customer Reviews by eKomi